Rafael Redondo

El esplendor de la nada

Caminar desnudo

Caminar desnudo,

escuchando el chasquido de la escarcha,

para llegar a nadie,

para llegar a nada;

como una desnudez que marcha y marcha,

viendo en el horizonte un gran atajo.

Caminar desnudo,

rodando en los caminos

igual que rueda un pedazo de esperanza,

sin sentirse extranjero en el silencio.

Caminar desnudo,

y caer en el suelo

como cae una hoja de retama en la cuneta;

como cae la tormenta,

que sólo saber ser tormenta.

Llueve sobre la misma lluvia,

que abre nuevos surcos,

dejando a la intemperie,

las perlas de hondas cicatrices de la tierra.

Caminar desnudo,

y abrirse al silencio

cuando han quedado atrás

el tiempo, la palabra, el pensamiento…

Caminar desnudo,

caminar, caminar y caminar…

hasta que el aire

pulverice tus límites,

y la lluvia

te vaya haciendo permeable,

y el viento te arranque del tiempo,

hasta hacerte transparente.

(Rafael Redondo Barba)

Observa

Observa

el temblor de las formas

que emergen del Silencio.

Escucha,

poniendo tus oídos en la tierra,

el pulso cadencioso de sus fibras,

tejido en la hilatura

de la audacia seductora de la Vida.

Observa,

el amor entreverado en la materia,

cuán lentamente late en los latidos

de su más profunda arteria

envuelta en la techumbre de los cielos.

El alba, hipnotizada de silencio,

despierta a la gran luz resucitada.

Como si la Naturaleza, inmóvil,

se dejara habitar por lo inaudible.

El fresco corazón de la Materia

palpita en cada forma estremecida,

y, grávida, la tierra va extendiendo

los pliegues de sus alas incendiadas.

Estallan las primeras claridades

y de sus hondos senos, como un ascua,

se alza la meseta amanecida.

(Rafael Redondo Barba)

————-

Ser Nadie es respirar todos los vientos,

ser Nadie, es escuchar todos los sonidos;

Ser Nadie es estar a la intemperie

de la sombra y de la luz,

de la muerte y de la vida.

Ser Nadie es vibrar

en todas las posibles oraciones

de todas las posibles religiones.

Ser persona verdadera es ser todas las personas

(Rafael Redondo Barba)

(selección de: Rafael Redondo Barba. El esplendor de la nada. Bilbao, Desclée de Brouwer, 2010. 267 p.)