Marià CorbíLos problemas axiológicos de las sociedades de conocimiento

{

Ponencia de Marià Corbí del Congreso de Bioética organizado por la Universidad Nueva Granada, de Bogotá, del 3 al 5 de noviembre 2010.

La plena industrialización, la desaparición completa de las sociedades preindustriales y, sobre todo, la aparición y asentamiento de las sociedades de conocimiento han provocado un gran desplazamiento de todas las cuestiones axiológicas y, por consiguiente, también de las cuestiones religiosas y éticas. Las sociedades de conocimiento no son sociedades sabias, son únicamente sociedades que viven y prosperan creando continuamente conocimientos científicos y tecnológicos. Pueden ser tan necias o más que las sociedades que les precedieron.

Las sociedades de conocimiento son sociedades de innovación continua en ciencias y tecnologías; innovaciones que se extienden a todos los niveles de la vida humana, y que provocan un cambio continuo de la interpretación de la realidad también en todos sus niveles. Las innovaciones científicas van seguidas y acompañadas por innovaciones tecnológicas. Las innovaciones tecnológicas provocan cambios en los modos de trabajar y de organizarse. Los cambios en los modos de organizarse exigen cambios en los sistemas de cohesión, valoración y fines de los grupos. En las sociedades de innovación todo cambia continuamente. Se vive y se prospera cambiando y estando dispuestos a cambiar lo sea preciso. Hay que ponderar adecuadamente este hecho: se vive de cambiar.


Descargar PDF

Recomendamos

Xavier Melloni. Sed de ser. Herder, 2013. 152 p.
Reflexiones, poemas, breves textos en tono poético, para ser leídos sin prisas, meditados como invitaciones al silencio: “no siendo es cuando más somos”, … “portadores de la vida que la Vida nos ha confiado…”, “este soltar, soltándonos, es la rendición que nos libera”….

 

Eline Snel. Tranquilos y atentos como una rana. Kairós, 2013. 138 p.
Una exploración de la atención plena como capacidad al servicio del conocimiento de la realidad, de la observación de la vida (exterior e interior), de alimentar el interés por todo lo que existe. Con toda una serie de propuestas prácticas.          

Han, Byung-Chul. La agonía del Eros. Herder, 2014. 80 p.
La esclavitud del ego: si nuestros abuelos se movían por un sentido el deber, ahora lo hacemos empujados por la motivación del ego. Han explica: "La llamada a la motivación, a la iniciativa, al proyecto, es más eficaz para la explotación que el látigo y el orden. El sujeto del rendimiento, como empresario de sí mismo, sin duda es libre en la medida en que no está sometido a nadie que le mande o explote; pero no es realmente libre, ya que se explota a sí mismo, por más que lo haga con total libertad". "El tú puedes incluso ejerce más coacción que el tú debes ..."