Marta Granés

Formalidad de lo axiológico como sensitivo, cualitativo y concreto

El objetivo de este trabajo es abordar la formalidad de lo valioso-concreto. Partiendo de la hipótesis que los humanos somos animales constituidos por el habla y que es a través de ella que configuramos y transmitimos lo valioso hemos considerado que la lingüística debería podernos ayudar para nuestro propósito. Nos hemos valido de los estudios de la lingüística, en concreto los de Greimas, que indagan la formalidad propia de la semántica cualitativa de narraciones axiologizantes como los cuentos populares, las narraciones y algunos mitos.

Somos animales que nos constituimos hablando y esa comunicación entre sujetos es la semiotización de la relación con el medio (relación S-O). Lo que vamos a intentar investigar es la formalidad de la comunicación de lo axiológico que se cumple en el lenguaje natural por ser valoral al no intervenir en él ni las ciencias ni las tecnologías. Cuando entre el Sujeto y el Objeto opera la tecnociencia, la relación  S-O deja de ser axiológica por lo que en la comunicación S-S deja de darse la semiotización estimulativa propia de la relación preindustrial con el medio expresada en la lengua natural.

Nos interesa la formalidad de la presentación y transmisión de lo concreto-valorativo propia de las lenguas naturales, que ha sido muy estudiada por los lingüistas, pues de ella podríamos extraer el protocolo para la creación y transmisión movilizadora de valores.

LA ESTRUCTURA ELEMENTAL DE LO SENSITIVO-CUALITATIVO-CONCRETO (EES)

Partiremos del estudio de Greimas sobre la aparición de la significación porque aunque sus análisis se centran principalmente en lo semántico también los aplica a lo fonológico, lo que nos permite la extrapolación de sus análisis y resultados a lo valoral-concreto. Así su estructura elemental de la significación vamos a tomarla como la formalidad de todo lo axiológico-concreto, por lo que nos referiremos a ella como estructura elemental de lo sensitivo-cualitativo-concreto.

Greimas se da cuenta de que para que aparezca la significación deben estar presentes varios factores: discontinuidad, presencia dos términos y que estos dos términos estén en relación, una relación de conjunción y disyunción. Además la significación requiere de ejes semánticos y ejes semánticos contradictorios ambos con dos términos en relación de contrariedad en sus polos.

Para leer el artículo completo haz click aquí: Formalidad de lo axiológico como sensitivo, cualitativo y concreto