José Ángel Valente

José Angel Valente, No amanece el cantor

UserFiles/Image/JAValente.jpg

No dejéis morir a los viejos profetas pues alzaron su voz contra la usura que ciega nuestros ojos con óxidos oscuros, la voz que viene del desierto, el animal oscuro que sale de las aguas para fundar un reino de inocencia, la ira que despliega el mundo en alas, el pájaro abrasado de los apocalipsis, las antiguas palabras, las ciudades perdidas, el despertar del sol como dádiva cierta en la mano del hombre.

José Angel Valente, No amanece el cantor, Obras completas I, Galaxia Gutenberg