Mi conciencia es la luz de este mundo

.

Medita el siguiente texto del Yoga Vâsishtha:

Todo lo que este mundo mágico es y lo que parece ser, no es más que Brahman o la conciencia absoluta y nada más que Eso.

La conciencia es Brahman, el mundo es Brahman, todos los elementos son Brahman, yo soy Brahman, mis enemigos son Brahman, mis amigos y parientes también son Brahman.

Brahman es los tres períodos de tiempo porque todos ellos se fundamentan en Brahman mismo.

Igual que el océano parece crecer a causa del oleaje, Brahman parece expandirse en la infinita diversidad de substancias.

Brahman es quien comprende a Brahman y quien experiencia a Brahman. Brahman sólo se manifiesta en Brahman por su propio poder.

Brahman es la forma de mi enemigo que me ofende y me molesta a mí que también soy Brahman. Si esto es como digo, ¿quién puede hacer algo a otro?

¡No existo yo, ni ningún otro ser distinto a Brahman!

Todos los objetos de este mundo son Brahman, y yo mismo soy Brahman. Siendo así, la pasión y la indiferencia, el deseo y la repulsión, sólo pueden ser conceptos vacíos de substancia.

El cuerpo es Brahman, la muerte también es Brahman; cuando ambos se unen como la cuerda real se superpone a la irreal serpiente imaginaria, ¿por qué hemos de lamentarlo?

Aunque en la superficie de un océano tranquilo parecen agitarse las olas, no por ello dejan de ser sólo agua. Aunque Brahman parece agitarse en este mundo ilusorio, su esencia es invariable y no hay yoidad ni alteridad de ningún tipo.

¡Cuando un remolino se deshace en el agua, nada ha muerto! Cuando la muerte-Brahman se superpone al cuerpo-Brahma, nada se ha perdido.