Saltear al contenido principal

Libertad de pensamiento

A mí me llama la atención que siempre se habla, y con razón, de libertad de expresión. Es obvio que hay que tener eso, pero lo que hay que tener, principal y primariamente, es libertad de pensamiento. ¿Qué me importa a mí la libertad de expresión si no digo más que imbecilidades? ¿Para qué sirve si no sabes pensar, si no tienes sentido crítico, si no sabes ser libre intelectualmente? Emilio Lledó (filósofo)

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba