El Yoga Vasishta

Uno de los textos más importantes sobre el Jñana Yoga o Yoga del Conocimiento.
Observaciones sobre el Jñana-yoga.

. El jñana-yoga no sirve para solventar problemas. Quien lo practique con esa intención, lo inutiliza y lo deforma. Ocurre como con la poesía o la música, que no sirven para solventar problemas.
Es preciso buscar el conocimiento por sí mismo, sin ninguna otra finalidad.
Será ese conocimiento, buscado por sí mismo, el que diluya o quite el aguijón a los problemas.

. Es un trabajo con la mente que parece complicarnos la vida, porque es apartarse de las maneras válidas y habituales de pensar, actuar con el pensamiento y sentir.
Es vaciar de contenido concepto a concepto, supuesto a supuesto, creencia a creencia. Es “deconstruir” todo nuestro sistema mental, el que es causa de nuestros deseos, temores, expectativas, esperanzas, sufrimientos.

. Practicar el Jñana-yoga supone aprender a manejar equilibradamente
-la capacidad de razonar hasta toparse con el vacío,
-la capacidad de intuir directamente un paso más allá de nuestra capacidad de razonar.

. Es un trabajo lento porque es un trabajo de desgaste
-de la realidad de nuestro mundo,
-de la validez de nuestros supuestos y creencias,
-de la validez de todo nuestro sistema mental.

. En este trabajo, uno no debe preocuparse por el sentir, ni medir los resultados los grados en felicidad, en tranquilidad y en paz adquiridos.
Sólo debe preocuparnos de una cosa: salir del error, para conocer.
Lo demás vendrá por añadidura.

. Se debe confiar en el poder del conocimiento, que es capaz de transformar la base de la conciencia.
El conocimiento, desde el poder de la razón y de la intuición, es capaz de darle la vuelta a nuestro conocimiento de lo real y de nosotros mismos y, desde ahí, mutar nuestro sentir y actuar.