CETR

Hui Hai

Si tu mente vagabundea, no la sigas, de ese modo dejará de vagar. Si tu mente desea morar en alguna parte, no la sigas, de ese modo pondrá fin a la búsqueda de morada. Así es como terminarás poseyendo una mente que no more en parte alguna, una mente que permanezca en el estado de no-permanecer. Si eres plenamente consciente de que posees una mente que no mora en parte alguna, descubrirás que no hay lugar alguno en el que morar o no morar. Esta plena conciencia de la mente que no mora en ningún lugar es lo que se denomina la percepción clara de nuestra auténtica naturaleza. La mente que no mora en nada es la mente del Buda, la mente de quien ya se ha liberado, la mente bodhi, la mente No-creada (….) y ésta es una comprensión que brota desde dentro de uno mismo, una comprensión que proviene de la mente que no mora en ninguna parte, una mente que se ha liberado tanto de la ilusión como de la realidad. (Hui Hai, maestro Zen, s.VIII)