Mejor que cien años…

Mejor que cien años vividos en la ignorancia, sin contemplación de la verdad, es un solo día de vida vivido en la sabiduría y la contemplación profunda.
Mejor que cien años vividos en la pasividad y en la debilidad es un solo día de vida vivido con coraje y decisión. (El Buddha. El Dhammapada. El camino de la perfección s.V a.C.)