Saltear al contenido principal

Observaciones organizativas y axiológicas de la sobrevivencia a través del crecimiento continuo y acelerado de las TC.

Pretendemos rastrear las consecuencias organizativas y axiológicas de la sobrevivencia de los colectivos que medran gracias a la innovación continua y acelerada a través de las TC.

Este es el dato: las tecnociencias en desarrollo continuado y acelerado exponencialmente son el medio de sobrevivencia en las SC.

Las TC tienen un desarrollo abstracto, lógico. Eso comporta que la marcha de las SC vendrá determinada por la lógica propia de las ciencias, porque se vive de ellas. La lógica de desarrollo e innovación de las ciencias y de las tecnologías es la que proporcionará los medios de sobrevivencia. Será, pues, una lógica forzada; en esa lógica no intervendrán para nada elementos axiológicos.

Pero los humanos no somos seres abstractos, ni nuestras necesidades son abstractas, sino animales vivientes necesitados y nuestras necesidades son concretas y cargadas de valoración. Desde ahí tendremos que plantearnos qué hacemos con ese instrumental de naturaleza abstracta y qué hacemos con sus desarrollos lógicos continuos y acelerados.

A partir de esa base abstracta y no axiológica, tendremos que plantearnos un PAC que establezca cómo utilizaremos todo ese aparato científico-técnico para una vida conveniente de un grupo de animales constituidos por el habla, cuyo eje de vida es inevitablemente axiológico.

Tendremos que construir un PAC que cambie al ritmo acelerado exponencialmente de cambio de la base de supervivencia CT. Será, por tanto, un PAC de continuada innovación y cambio.

Eso implica que no será el PAC el que determinará la marcha de las SC, sino que lo hará la lógica de los desarrollos y crecimientos de las ciencias y técnicas. Los cambios en las SC los origina la línea abstracta del vivir humano. Serán los desarrollos regidos por la lógica científica los que formarán la punta de lanza del cambio continuado y acelerado de las transformaciones del vivir humano.

Para saber dónde podemos ir y dónde vamos en nuestro vivir, habrá que prospectar primero dónde irán las TC según sus desarrollos lógicos.

Cuando tengamos prospectado un tramo suficiente de transformaciones de las tecnociencias y sus recorridos lógicos, podremos plantearnos construir un PAC adecuado a ese recorrido.

Los PACs no podrán ni frenar ni alterar la lógica del desarrollo de las TC; podrán únicamente orientar esa marcha en una dirección u otra, podrá hacerse un uso u otro, pero no podrán, ni deberán inmiscuirse en la marcha propia abstracta de las TC. Por lo que hemos visto hasta ahora, podrán orientarse a la explotación del medio, de la vida y de otros grupos humanos, o en favor de el bien del medio, de la vida y de los grupos humanos.

Los PACs deben ser en extremo cuidadosos para no colar elementos axiológicos en la lógica propia de los desarrollos e innovaciones de las TC.

Todas estas observaciones las hemos guardado a lo largo de toda nuestra investigación tanto de las transformaciones sociales, como religiosas o como axiológicas. Hemos analizado las diferentes formas de sobrevivencia y luego hemos investigado qué PAC les correspondía y lo hemos encontrado en sus formas religiosas o ideológicas. La primacía la tenía el modo de sobrevivencia, él imponía o exigía un PAC adecuado, que cambiaría cuando se modificara el modo de sobrevivencia. No era el PAC, ni la religión, ni las exigencias ideológicas las que determinaban el modo de sobrevivencia.

Esta forma de proceder nuestra ha sido verificada por el planteo japonés de la sociedad 5.0 y por el planteo posterior de la sociedad 6G. Ambos se plantean primero analizar las consecuencias lógicas de la tecnología informática principalmente de las sociedades 5.0 y 6G, y luego se cuestionan sobre los problemas axiológicos.

Las sociedades 5.0 no acaban de solventar sus problemas axiológicos y solo postulan un desarrollo de las TC que no sea de explotación del medio y de las personas, sino llegar a un uso de toda esa capacidad de creación e innovación continuada que sea en favor de las personas.

Las sociedades 5.0 no pueden construir un PAC coherente con la tecnología que pretenden construir porque se mantienen anclados en un individualismo y un capitalismo correspondiente, que no les permite ser coherentes con una cultura que no se basa en los individuos, sino en equipos.

Su necesidad de mantener mercados amplios les impide abandonar el capitalismo y poder poner en revisión su noción antropológica.

Las sociedades que pretenden utilizar las tecnologías 6G, de momento parecen ir por el mismo camino de no revisar su antropología y su epistemología, porque ni siquiera se plantean orientar todo el enorme poder de esa tecnología en favor de la persona y de la vida.

Veamos cómo deberemos proceder en el tránsito de sociedades industriales a SC de cambio continuado y acelerado, y cómo deberemos operar para asentar axiológicamente las SC.

Exponemos a continuación la cadena de exigencias lógicas que determinan la posibilidad de existencia de las sociedades de innovación y cambio continuado exponencialmente.

Estas son las condiciones que exige la lógica del desarrollo de las sociedades de innovación continuada exponencial.

Para la transformación de una sociedad industrial en SC y para reafirmar una SC, habrá que partir del primer recuadro, una vez conseguido se pasa al siguiente, y así sucesivamente.

Este es el camino que, por lógica, habrá que seguir, teniendo en cuenta que la transformación de sociedad industrial a sociedad de conocimiento es por contraposición.

Cada nuevo paso que se dé en esa transformación exige que se motive seriamente la necesidad del paso a dar. Por ejemplo, el tránsito del primer recuadro (desarrollos acelerados de las tecnociencias) al segundo (opción por las sociedades dinámicas de innovación continua y acelerada), exige una fuerte motivación que tendrá que fundamentarse en el hecho indiscutible de que las SC son la oferta de una mejor vida que es, simultáneamente, una imposición inevitable. La motivación para este paso tan importante tendrá que hacerse mediante potentes narraciones, breves o largas, según convenga. El tránsito al tercer recuadro que implica que los colectivos de las SC tienen que organizarse en equipos de interdependencia tendrá que motivarse de la misma manera, remarcando las grandes ventajas para la innovación y creación de trabajar en equipo y el carácter obligatorio y necesario de pasar de un trabajo fundamentado en el individuo, a un trabajo fundamentado en los equipos de interdependencia.

En esta transformación debe excluirse con rigor hacer concesiones de procedimiento y axiológicas a las formas de proceder de las sociedades industriales no de conocimiento. Ni hacer concesiones, ni entrar en discusión. No hay tránsito posible entre las condiciones que exigen las sociedades estáticas y las que precisan las SC. Entre términos que se diferencian por contraposición no hay tránsito posible.

Entrar en discusión con las condiciones de las sociedades del pasado y con su cuerpo de valores, solo sirve para enredar el problema y ralentizarlo, nunca puede ser eficaz; hay que tener el coraje de romper con el pasado y empezar de nuevo en la situación en que nos encontramos. No son posibles los pactos, ni las medias tintas. La contraposición es clara y rotunda: o sociedades estáticas que ven como sospechoso todo cambio o lo prohíben, o sociedades que viven de la innovación continua y el cambio acelerado.

La motivación constante para ir adquiriendo paso a paso las condiciones adecuadas para la posibilidad de las SC será siempre en el fondo la misma: Las SC son una oferta de inmensas posibilidades para los grupos humanos, pero es también un sunami, una imposición inevitable. Quienes no acepten el desafío de esa oferta-imposición, quedarán inevitablemente marginados, sometidos a los que tuvieron del valor de enfrentarse a ese desafío, y con el paso del tiempo serán barridos por organizaciones más creativas y eficaces.

El PAC colectivo de este tipo de sociedades basadas en la innovación y creación continuada tendrá la siguiente estructura:

El remitente será indefectiblemente la oferta-imposición, sin marcha atrás de la SC.

El destinatario serán todas las sociedades humanas, se sitúen donde se sitúen en tiempo y en el espacio.

El opositor estará formado por

-los que temen y se oponen al cambio,

-los que creen que hay un modo de vivir humano que viene revelado por Dios,

-los que están en una situación de poder, sea político o sobre todo económico,

-los perezosos que temen los trabajos que comportan los cambios,

-todos los que no entiende lo que está ocurriendo o no quieren entenderlo.

El ayudador estará formado por

-los que son conscientes de las mutaciones que se están produciendo en la cultura y el modo de sobrevivir humano,

-los que son conscientes que la oferta de las SC es una imposición inevitable,

-los que son capaces de liberarse de la sumisión que imponen las creencias,

-los que comprenden las ventajas que podría resultar para la vida humana y del mismo planeta el poder las TC usadas convenientemente.

-los que aman la CH y la CHP en las condiciones reales que nos ha tocado vivir,

-los que no añoran el pasado en favor de la humanidad y de la vida,

-los amantes de las ciencias y tecnologías.

El objeto estará formado por

-las ventajas que pueden ofrecer los desarrollos TC para una mejor condición de vida de los individuos,

-las ventajas que las aceleradas creaciones de las TC pueden significar para el bien del medio, de las especies vivientes y para los humanos,

-las ventajas que pueden suponer la informática para la comunicación humana y para la colaboración humana.

El sujeto estará formado por

-cada uno de los miembros de las sociedades de conocimiento,

-cada uno de los colectivos que forman las SC,

Este PAC general se adaptará a las necesidades concretas de cada colectivo propio de las SC remarcando uno u otro de los rasgos del PAC general, según la pretensión y el objetivo de la sociedad concreta.

Volver arriba