Saltear al contenido principal

Práctica de meditación 16

Que en tu mente y en tu voluntad no quede nada más que este sentido…
Nueva meditación a partir de la Nube del no-saber.

… que la palabra [“Amor”, o “Es”…] llene tu espíritu de su sentido […] de forma que en tu mente y en tu voluntad no quede nada más que este sentido […] Fija firmemente la palabra en tu corazón y, pase lo que pase, no dejes que se te escape. (de la Nube del no-saber)
 

1. Recogimiento con ayuda de la respiración
Tras unos primeros minutos de toma de conciencia de la respiración, observando y acompañando el flujo de la respiración, sin forzarlo, unir la palabra "Es", o "Amor" (o alguna que nos ayude a sugerir el existir pleno, ilimitado, libre de los condicionamientos del ego).
Dedicar unos minutos (10′-15 ‘) a la repetición atenta, procurando que el sentido de la palabra elegida lo invada todo, penetre cada poro de nuestro ser. Que lo sea todo, que no quede nada excluido…

Fuente de amor sin límites. Amor ilimitado, expandiéndose.
No hay nada que no pueda abrazar.

2. Objectivo de la práctica: esfuerzo por ir sustituyendo el movimiento limitado del sentir (los sentimientos) por el estado de amor ilimitado, gratuito, sereno, absoluto…

Ejercicio:
Conduciremos nuestra atención hacia alguna persona (movilizando la imaginación, situándonosla delante) o un conjunto de personas, de nuestro entorno conocido, habitual. Concretar.
Cuando la imagen se nos haya hecho viva, nos situaremos en el centro, pero para los demás somos invisibles. Los vemos pero no nos ven: como si nos hubiéramos vuelto invisibles para todos. Que cada uno imagine la escena que quiera. Lo que importa es que tenemos la oportunidad -una oportunidad, quizás única- de ver de nuevo a esa/s persona/s. De gozar de su presencia, de su existencia. Pero como somos invisibles:
no exigimos nada, no pedimos nada, no esperamos nada. No me ven, no espero conseguir nada del otro. Sin ninguna expectativa. Sólo tener la oportunidad de sentirlos cerca, de verlos, la posibilidad de saborear de esa escena de vida. Sin expectativas de ningún tipo, sólo ser.
El que halla su vida, la perderá; y quien pierda su vida, la encontrará. (Mt.10, 37)

– ¿Hacia dónde apunta este "perder" y ese "encontrar"? ¿qué quiere decir "perder" y qué “encontrar”? ¿Qué es lo que pierdo, qué es lo que encuentro?

3. Respiración + repetición: amor sin límite; amor que todo lo abarca; amor-paz, amor-pleno …
 

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba