La Realidad Absoluta, “el no-dos” está en mi interior y en mi exterior

.

En el interior y en el exterior de la forma reflejada en el espejo, existe el espejo. De manera semejante, el Supremo Señor existe en el interior y en el exterior del cuerpo.

Como en el trasfondo del espejo aparece toda imagen, que es el espejo y sólo el espejo, así en el trasfondo del “no-dos” aparece toda forma que no es más que el “no-dos”.

Como el cántaro está lleno en el interior y el exterior por un éter idéntico, así la omnipresente Realidad está en toda cosa.

La Realidad Absoluta, “el no-dos” está en mi interior y en mi exterior.

Así como las olas, la espuma y las burbujas no son distintas del agua, así a la luz del verdadero conocimiento, el Universo, nacido del Sí (que es el “no-dos” y mi ser propio), no es distinto del Sí.

Todo está vacío de sujetos y objetos, lo único que existe realmente es Eso no-dos; por tanto, el Universo y mi propio ser, no son dos.

Así como la pieza de tela, si se piensa en ella, no es distinta de sus hijos, así el Universo, si se piensa en él, no es distinto del Sí.

Así como el zumo de la caña de azúcar penetra totalmente el azúcar que produce, así el Universo, producido fenoménicamente en mí, está penetrado por mi Sí.

Mi mundo es mi creación. Vivo en un mundo construido por mis deseos y temores, mis expectativas y mis proyectos. Está, pues, producido en mí. Además, su realidad profunda es la de mi propio ser original, el no-dos.

El mundo aparece como resultado de la ignorancia de la naturaleza del Sí, y desaparece en cuanto se reconocer la naturaleza del Sí. La serpiente ilusoria nace si no se conoce la cuerda, y desaparece en cuanto se conoce la cuerda.

Si me creo una entidad real, el mundo para mí será real; eso es la ignorancia. Si conozco mi ser original y primigenio, el “no-dos”, el mundo y todo lo que me rodea, será también el “no-dos”; eso es el conocimiento.

Mi naturaleza es Conocimiento y no es sino Conocimiento. En verdad, el Universo se revela a la luz de mi Sí.

Si me conozco en lo que soy Ser-Luz, todo se revela como Ser-Luz.