Encuentros/Encontres

La necesidad ineludible del cultivo de la cualidad humana

Files/1425244971 10 Encontre Internacional T91x128.png

 10º Encuentro Internacional CETR (7-11 de Octubre, 2014)
Coordinador: Marià Corbí
Edición: Ed. Bubok, 2015. 336 p.
ISBN:978-84-686-6047-9

Descarga gratuita o compra online
Precio: 13€

 

Este libro recoge los trabajos del 10º Encuentro Internacional CETR que se presentaron en torno al tema La necesidad ineludible del cultivo de la cualidad humana y de la cualidad humana profunda como una indagación libre en comunicación y servicio.

Este Encuentro se propuso abordar una cuestión grave y urgente: la gestión de la potencia de las ciencias y tecnologías en continuo y rápido crecimiento por su retroalimentación mutua, y la gestión de las transformaciones constantes de las formas de vida de individuos y colectivos provocadas por la continua innovación de productos y servicios, requiere, con urgencia, encontrar maneras adecuadas para cultivar la cualidad humana y la cualidad humana profunda.

Sólo desde esa cualidad podrá gobernarse convenientemente la marcha de las sociedades en tránsito y de las sociedades de innovación y cambio constante. De esa cualidad humana depende la supervivencia de nuestra especie, de la vida y de la habitabilidad del planeta.
Todas las sociedades que nos han antecedido han vivido gracias al conocimiento que han producido. No hay ninguna que haya podido vivir de otro modo. Pero hay conocimientos y formas de producirlos muy diferentes, con retos también muy diferentes. En este sentido, hablar de sociedades de conocimiento es hablar de un conocimiento bien específico, así como de la forma de producirlo. El conocimiento gracias al cual nuestras sociedades actuales de conocimiento viven, y que es ya una forma de vida, es un conocimiento que se sabe modelación y que hay que producir en un proceso continuo de innovación y creación. Para ello el conocimiento ha tenido y tiene que ser científico y por tanto desaxiologizado, de esta manera se produce una necesidad históricamente inédita: la de la construcción explícita de los proyectos axiológicos colectivos que tengan en cuenta nuestro doble acceso a la realidad, el acceso relativo y el absoluto. Porque sin proyecto axiológico ninguna sociedad es viable, mucho menos la sociedad de conocimiento. Y decimos proyectos, en plural, porque deberán construirse para cada tipo de organización y modificarse conforme la sociedad cambie.

Sin proyecto axiológico colectivo la nueva sociedad resulta inviable por varios factores. Bajo la compulsión de su poder científico y tecnológico, su marcha será la de una sociedad a ciegas, sin fines ni objetivos, o al servicio y a los fines de la explotación inconsiderada. Sin proyecto axiológico colectivo no podrá dirigir y orientar convenientemente la innovación científica y tecnológica que se desarrolla continuamente y que le dota de un poder tan grande. No podrá ofrecer a sus miembros la motivación adecuada que necesitan para producir conocimiento, siempre nuevo, que esté al servicio de los colectivos humanos y del medio. La misma innovación y creación terminaría convirtiéndose en dañina si los proyectos axiológicos colectivos no pudieran ser construidos desde una cualidad humana adecuada. En estas condiciones nuestra supervivencia como especie y como planeta está en peligro, con otros gravísimos problemas de convivencia humana que previamente se habrán ido originando. De ahí la necesidad ineludible en nuestras sociedades de conocimiento de cultivar la cualidad humana en su aspecto relativo a las necesidades o en su aspecto gratuito o absoluto.